HERNIA HIATAL Y REFLUJO GASTROESOFAGICO

EL DIAFRAGMA Y EL HIATO ESOFÁGICO

image167

  

El diafragma es el músculo que divide el tórax del abdomen. Es el principal músculo de la respiración. Anatómicamente tiene un pequeño orificio (hiato esofágico), central y posterior, a través del cual pasa el esófago (de manera ajustada) del tórax al abdomen antes de unirse al (convertirse en) estómago. A este sitio se le denomina “Unión Esófago-Gástrica” que coincide y corresponde con una zona de presión especial (funciona como un “Esfínter”) denominada Esfínter Esofágico Inferior.


SÍNTOMAS CLAVE

image168

 Cuando el Hiato esofágico pierde tono y se dilata, el estómago se desliza hacia arriba prolapsando hacia el tórax. A esto se le conoce como HERNIA HIATAL por deslizamiento. Cuando la hernia hiatal es pequeña no suele generar síntomas. Es posible que nunca te enteres de que tienes una. Sin embargo, cuando una hernia hiatal es grande puede permitir que el ácido gástrico y la comida regresen al esófago, y esto ocasiona ardor detrás del esternón (“Agruras”, técnicamente “Pirosis”). También pueden provocar Regurgitación de alimentos o líquidos a la boca, Dificultad para tragar, Falta de aire, Dolor en el pecho que puede confundirse con un infarto.  

Diagnóstico correcto

image169

 Se puede diagnosticar fácilmente el reflujo gastroesofágico únicamente con base en sus síntomas. Algunas pruebas de confirmación incluyen: Endoscopia (Panendoscopia), Monitoreo ambulatorio del Ph (pHMetria esofágica de 24hrs), Manometría (Manometria esofágica). 

tratamiento adecuado

image170

  

Una vez evaluado tu problema adecuadamente requerirás cambiar tus hábitos dietéticos, tratamiento médico y muy probablemente cirugía.

Es muy importante seguir los lineamientos establecidos en el estudio preoperatorio, la experiencia y el equipamiento tecnológico adecuado.

Llámanos y agenda una cita: 56525397 ó 55796104