COLITIS. Dolor abdominal, Diarrea, Amebiasis, Síndrome de intestino irritable, Flora intestinal

COLITIS

“Parece que tengo colitis”, “Me diagnosticaron colitis” ¿A qué se refiere o a qué nos referimos?

El concepto de colitis, de forma general y/o por “uso y costumbre” se refiere a esa gran variedad de síntomas (agudos o crónicos, leves o muy intensos) atribuibles a la inflamación, distensión, infección o afectación del colon e inclusive del intestino delgado. 


Los síntomas que principalmente se asocian a esta situación son (y por lo que se busca ayuda): Distensión (inflamación) debido a la retención de gases dentro del intestino, dolor abdominal (que puede ir desde un malestar o “disconfort” hasta dolor intenso e incapacitante, espontánea o asociado a las evacuaciones), náuseas (asco), cólicos (retorcijones), ruidos intestinales, estreñimiento o diarrea (frecuentemente alternantes), vómitos, flatulencias, meteorismo (gases intestinales), etc.


Si bien, de manera estricta el término colitis se refiere a una enfermedad donde “se demuestra inflamación (biopsia)” del colon (intestino grueso), no es del todo incorrecto referirse, por ejemplo, al síndrome de intestino irritable (antes “Colitis Nerviosa”, “Colitis Espástica”, y actualmente Disbiosis intestinal) como colitis. 

  

 ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?


Es claro que existen diferentes causas y tipos de colitis en este sentido, por mencionar algunas, por ejemplo: Colitis infecciosa (de origen bacteriano), Colitis parasitaria, la más común: la Colitis amebiana (por Entamoeba histolytica), Colitis inflamatorias crónicas del tipo Colitis Ulcerativa Crónica Inespecífica (CUCI por sus siglas en español o IBD (Inflammatory bowel disease en inglés), Colitis isquémicas (por Falta de flujo sanguíneo), Enteritis por radiación (Radiación previa al intestino grueso), Enterocolitis necrotizante, Colitis seudomembranosa (causada por una infección por Clostridium difficile), Colitis virales, Micro-colitis, Colitis medicamentosas, etc. 


Es importante valorar si tienes otros signos o síntomas (llamamos datos de ALARMA) que pueden sugerir otro trastorno más grave: 

  • Aparición de los signos y síntomas  después de los 50 años
  • Adelgazamiento
  • Sangrado rectal
  • Fiebre
  • Náuseas o vómitos recurrentes
  • Dolor abdominal, especialmente si no se alivia por completo con una evacuación intestinal, o que ocurre durante la noche
  • Diarrea persistente o que te despierta
  • Anemia relacionada con bajas  concentraciones de hierro


Si tienes estos signos o síntomas, y/o si el tratamiento inicial no hace efecto, es recomendable que debas hacerte otras pruebas.


muy importante

 Debe quedar claro que este padecimiento puede ser provocado por diferentes factores, por ello su tratamiento y diagnóstico varían en cada persona. Por lo que la recomendación en todos los casos es NO AUTOMEDICARSE y mejor solicitar una Consulta por un Médico Especialista capacitado y con la experiencia suficiente para un adecuado diagnóstico y su tratamiento específico y oportuno. 


LLAMA AHORA AL 56525397 ó 55796104